XXV Años peregrinando a Monteagudo.


(Artículo publicado en La Verdad de Murcia el 11.06.2015)
 
 
Caminando por mil sendas hacia ti quiero llegar, Cristo de brazos abiertos, remanso de amor y paz”. Así comienza el himno al Corazón de Jesús, que situado en lo alto del Castillo de Monteagudo, se convierte en  el «faro espiritual» de Murcia y que el día 12 de junio, festividad del Sagrado Corazón de Jesús, llevará a cabo en el año de la caridad, su vigesimoquinta marcha- peregrinación, en su segunda época bajo el lema: 'EI corazón de Jesús. Camino de amor'.
Cualesquiera que sea la entrada a la ciudad, la imagen de Cristo aparece surcando los cielos, como la aguja de un gigantesco reloj que marca la espiritualidad de un pueblo tradicional y laborioso.
Pueblo que por segunda vez, y mediante cuestación popular; quiso situar su figura en tan estratégico  lugar creando magníficas esculturas realizadas por los murcianos Anastasio Martínez (la primera) y por su hijo Nicolás (la segunda).

 
 
La Compañía de Jesús, cuya iglesia de Santo Domingo está dedicada al Corazón de Jesús como Sede Diocesana, fue la promotora de situar en el cerro de Monteagudo la figura de Cristo, en el año 1925, que fue demolida en 1936, creándose otra nueva en el año 1951.
 
Durante  unos pocos años, se realizaron peregrinaciones en la festividad del Corazón de Jesús, que finalmente  desaparecieron. De nuevo en el año 1990, la Compañía de Jesús de Murcia, a propuesta del jesuita  murciano Padre Sevilla (impulsor de la segunda escultura y desde la residencia geriátrica de Alcalá de Henares en donde se encontraba por su avanzada edad), escribe al padre Sánchez Blanco, de inolvidable recuerdo, animándole a volver a organizar la Marcha-Peregrinación a Monteagudo, Io que se lleva a  cabo con gran entusiasmo por el grupo Carismático, dirigido por el jesuita Padre Juan Manuel Mártir Moreno, participando en esta nueva época, cerca de cinco mil peregrinos.
 
Desde entones (veinticinco años ya), bajo diferentes lemas que sirven de meditación a lo largo del trayecto partiendo desde la plaza de Santo Domingo y transcurriendo por el camino Viejo de Monteagudo, vienen celebrándose estas marchas-peregrinación al Corazón de Jesús de Monteagudo, con numerosa participación de comunidades religiosas, parroquias, pedanías y fieles.
 
Cuatro Obispos de la Diócesis de Cartagena (Azagra, Reig Pla, Ureña y Lorca Planes, el actual) han participado en ellas, celebrando Eucaristías a eso de la medianoche en lo alto del cerro a los pies del monumento, en medio de un fervor y devoción extraordinarios. Escritores murcianos como Pedro Soler, Carlos Valcárcel, Manuel Buitrago, Pérez Crespo, Masía Clavel, M. de la Vieja, Ángel Fuentes y Alfonso Sánchez, entre otros, han narrado y exaltado la figura histórica del monumento y el significado religioso que tiene para Murcia y su entorno.
 
«El corazón, un corazón ardiente -escribe el Padre Matos-, será el símbolo de una imagen de Dios, que ama desmesuradamente al hombre y que vino a salvar, no a condenar, un Dios al que el hombre debe respetar, pero no temer. El Corazón de Cristo es el Corazón de Dios».
 
Alfonso Sánchez Martínez.
Coordinador de la Marcha
 
Fotografías de la XXV marcha-peregrinación.
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 

Comentarios

Entradas populares