Recuerdo agradecido al Hermano Contreras, SJ.

 
Quién le iba a decir al Hermano Eugenio Contreras SJ, cuando llegó a los Jerónimos de Murcia, allá por el año 1960, que iba a arraigarse en esta tierra y a sus gentes durante más de 50 años. Quién iba a decirle a los murcianos que aquel peculiar jesuita que vestía sotana y fajín, recién llegado del santuario de Loyola, nos dejaría tan profunda huella.

 

El Hermano Contreras fue el encargado del templo de Santo Domingo PP Jesuitas, desde 1984. Ejerce como sacristán con esa forma de atender acogedora que tan bien refleja su amigo y buen periodista, Alfonso Sánchez:

(...)Por eso no es de extrañar que en Murcia, decir Residencia de Jesuitas o Iglesia de Santo Domingo, es recordar la figura del Hermano Contreras, cuya dedicación a la Compañía, su conducta ejemplar con los superiores, Padres y Hermanos con los que a lo largo de tantos años ha convivido, su total entrega al cuido de la iglesia, su trato sencillo, humilde y amable a cuantos siendo fieles a la Iglesia de Santo Domingo, e incluso sin serlo, tuvo la oportunidad de conocerlo. Sus silenciosas obras de caridad con los pobres y necesitados y su manifiesto amor a Murcia, a sus gentes y a su historia, lo convirtieron en uno de los jesuitas más queridos de cuantos han pasado por nuestra Ciudad.

En estos casi 30 años en la iglesia, fue muy importante el trabajo que el H. Contreras realizó para rehabilitarla, dotando de retablos las capillas laterales, recuperando y mandando restaurar importantes cuadros y reformando el presbiterio. A él también debemos el todavía actual tríptico-guía para visitar la iglesia y el censo de obras de arte de Salzillo, Roque López y arte del S. XVII y XVIII habido en nuestro templo.
Una desafortunada caída en la puerta de la iglesia le fracturó algún hueso que consiguió curar. Ingresando por propia voluntad en la enfermería de Alcalá de Henares, superó el dolor de la convalecencia y aferrándose a un andador, volvió a caminar, como él mismo relata en este simpático poema:

EUGENIO,.. Que de Alcalá no volvía...

Pasó un día y otro día,
Un mes y otro mes pasó
Veloz el tiempo corría
Y de Alcalá no volvía
Eugenio que a Alcalá partió.

Fue por gusto o por manía
¿por lo bien que lo pasó?
¡sin duda, quién lo diría!
Le atendió la Compañía
Velándole noche y día
Hasta que su mal curó.

Soportando fuerte dolor
Vino a cerrarse Ia herida
Poniendo el alma y la vida
El celo de Nuria y Don Salvador.
Con Eva aprendí en seguida
A dar pasos con andador.

Empleadas y empleados:
Con el P. Superior
Para todos muchas gracias
Salidas del corazón.

Para su despedida, vino acompañado desde Alcalá de Henares por el Superior de esa comunidad, P.Climent SJ y el Hermano Juan Ballesta SJ. En la Eucaristía de acción de gracias al Señor y despedida de Eugenio Contreras, concelebraron los compañeros jesuitas de Murcia y el P. Enrique Climent SJ. Durante la misa, se notó el cariño y la emoción en tantos que le vinieron a acompañar para agradecerle, con su presencia, su entrega cercana de tantos años.
 


-------------------------------------------------------
 
Tríptico que Eugenio Contreras SJ, preparó para su despedida.

Noticia aparecida en el periódico La Opinión de Murcia con motivo de su adiós de la comunidad jesuítica de nuestra Región.

 

 

 



 

 
 







Comentarios

Entradas populares