Señor... qué quieres que yo haga?

 
APROPIARNOS DEL PROYECTO DE JESÚS
Retiro de Inicio de Curso en el CENTRO LOYOLA, MURCIA
 
 
 
 
“¿Qué entendemos por apropiarnos? Es tomar lo que me pertenece, lo que me atañe directa y personalmente (Cf. Martini, “Oración y conversión”, Verbo Divino, pg. 74).
 
A nivel espiritual sería dar el paso de las ideas, haciéndolas mías, y que éstas se reflejen en mi conducta, pasando a la dimensión afectiva: “Te conocía de oídas, ahora te han visto mis ojos (Job 42,5-6).
En términos ignacianos: “… no mucho saber harta y satisface el ánima sino el gustar de las cosas internamente…” (EE nº2), es decir, que lo afectivo es lo efectivo, que donde está “tu corazón está tu tesoro” (cf. Mt 6, 21)”.


Así daba comienzo esta mañana y tras un momento de Oración introductoria al mismo, el Retiro de Inicio de Curso 2015/16 en el Centro Loyola de Murcia.
El P. Justo Prieto SJ nos ha facilitado ayudas para dicha apropiación:


- Oración personal como tiempo “para estar con Jesús” (cf. Mc 3, 13-19).

- Una actitud: servir con amor (cf. Jn 13, 1-20).

- Una manera: con alegría, la alegría propia del servicio (cf. Evangelio Gaudium: La Alegría del Evangelio llena el corazón y la vida de los que se encuentran con Jesús”pg.7).
 
- Toma de conciencia del compromiso al que somos invitados (cf. Jn 15,16).
 

 


Además, hemos podido reflexionar y dialogar sobre distintos aspectos indicados por  el Papa Francisco en su Exhortación apostólica “Evangelii gaudium” (La alegría del Evangelio) y nuestro Padre Provincial Francisco José Ruiz Pérez. He aquí algunos fragmentos:

“Quiero dirigirme a los fieles cristianos para invitarlos a una nueva etapa evangelizadora marcada por la alegría de Jesús e indicar caminos para la marcha de la Iglesia en los próximos años”. El Papa nos anima así a aplicar sus orientaciones “con generosidad y valentía”, “sin prohibiciones ni miedos” (cf. EG 33).

“…seguimos al peregrino de Nazaret al modo de otro peregrino, y el camino se sabe de dónde arranca, pero nada más. Vivir en el espíritu es vivir abiertos a la verdad novedosa de Dios, que no necesita defensores ni guardianes sino testigos de la fe y la propia vocación…” P. Provincial Francisco José Ruiz Pérez SJ.
 

 La jornada de trabajo ha concluido con la síntesis de una serie de claves para ir siendo señal del Reino de Dios y de la Gran Comunidad Ignaciana en Murcia.

 El cierre del Retiro lo ha puesto un pequeño y distendido ágape con el que se ha dado la bienvenida al nuevo y esperanzador curso 2015/16





 
¡Ser comunidad eclesial, encontrarnos con Cristo y ser signo del Reino de Dios en Murcia!

   

 

Comentarios

Entradas populares