Memoria del 2º trimestre de la Escuela de oración S.Jose Mª Rubio.



ESCUELA DE ORACIÓN SAN JOSÉ MARÍA RUBIO (CENTRO LOYOLA MURCIA)
MEMORIA SEGUNDO TRIMESTRE
CURSO 2015-2016

 
            Comenzamos el 2º trimestre con la ilusión de seguir avanzando en nuestro crecimiento espiritual, de seguir avanzando en nuestra relación con Dios a través de la oración en el día a día de nuestro hacer cotidiano.
            Trimestre importante, marcado por dos eventos: La celebración del Año Nuevo y la preparación de la Cuaresma en camino hacia la explosión del Misterio Pascual, Muerte y Resurrección de Jesucristo.
            Así, que mejor manera de celebrar el Nuevo Año que agradeciendo el volver a reunirnos otra vez en este espacio y  reconociendo la bondad original que todos llevamos dentro a imagen y semejanza de la de Dios. Por eso, hemos hecho el gesto de bendecirnos mutuamente, pués todos necesitamos bendecir, ser bendecidos y autobendecirnos y el Nuevo Año es el momento idóneo para repartir bendiciones.



            Comenzamos la Cuaresma con el Miércoles de Ceniza y para prepararnos para ese día, nos repartimos en dos grupo de trabajo y con nuestras oraciones personales sacamos unos lemas para empezar la Cuaresma: “Dándome, recibo” y “Justicia, misericordia, caminar humildemente con Dios”. Y avanzando en este caminar cuaresmal, oramos la compasión de Dios en el profeta Oseas: Descubrir la Misericordia de Dios en nuestros desiertos de crisis, sentir ese amor apasionado de Dios Padre-Madre que nace de lo más profundo de las entrañas, que sufre y se conmueve con amor entrañable por todos nosotros. Y terminamos esta preparación cuaresmal con un retiro en la Escuela de Oración, mirando con los ojos de Dios, dejándonos curar nuestra mirada con el colirio sanador de Jesús  para así ver la Luz y ser Luz conectada con la Luz, como así lo oramos anteriormente en el Día de la Candelaria.
            Y en este trimestre seguimos orando nuestras palabras hebreas: “Bajar” (muchacho) y “nefesh” (alma, garganta, aliento). La primera palabra nos hizo orar por nuestros jóvenes y considerar un texto de S. Agustín que desde joven sintió un gran amor por su madre. Y la segunda palabra nos hizo ver el alma como ese mar profundo que está en mi interior y que es común y comparto con el resto de la Humanidad.
            Y ya para finalizar el trimestre, nuestro consiliario, el P. Justo Prieto, nos hizo orar y reflexionar sobre tres cuestiones fundamentales en nuestro ser creyentes: Cómo pervertimos la religión, cuales son los criterios de la verdadera religión y de qué manera transmitimos nuestra fe. Nos hizo reflexionar sobre a qué Dios damos culto, a qué Dios oramos y que los criterios de una verdadera religión son la unión intima de amor con un Dios trinitario que nos hace más humanos y al mismo tiempo más divinos, en unión con la Humanidad entera. Nos hizo reflexionar sobre la propagación de la fe desde la cabeza, el corazón y la voluntad y ver si nuestra fe es una fe fría o caliente. Y, ya en grupos, trabajamos un documento de los obispos vascos, aplicándolo a nuestra Escuela de Oración, en la cual sentimos que esa transmisión de la fe la vivimos en plena libertad, sintiéndonos acompañados en nuestra búsqueda de Dios y que en la Escuela se nos transmite el verdadero rostro de Dios en unión perfecta con la Fe de la Iglesia.
            Así, de manera resumida, ésta ha sido toda nuestra actividad en este trimestre, de la Escuela de Oración.


Comentarios

Entradas populares